Síguenos en

ORVE Podólogo en FacebookORVE Podólogo en Twitter

Twitter

La higiene de los pies

 

  • Lava tus pies todos los días.
  • Sécate de manera minuciosa y, especialmente, entre los dedos. Así se lo pondrás más difícil a papilomas, hongos, grietas y dolencias como el pie de atleta.
  • Usar crema hidratante para los pies es una buena idea, pero retira la crema sobrante y no la apliques entre los dedos (a no ser que tu podólogo te lo diga).
  • El corte de las uñas de los pies debe ser cuadrado, los picos se liman pero no se deben cortar. Así evitas que las uñas se te claven (uñas encarnadas). Lo mejor para cortarse las uñas de los pies son los alicates de punta recta. Evita los cortaúñas y las tijeras curvas.
  • Los baños de pies deben darse con agua templada y no sobrepasar los 10 minutos. El exceso de humedad puede favorecer la aparición de lesiones e infecciones del pie.
  • No es aconsejable el uso de desinfectantes (lejía, bicarbonato, etc.) en los baños de pies. Puede eliminar microorganismos beneficiosos y propios del pie.
  • No es aconsejable usar sal en los baños de pies. Puede provocar una deshidratación posterior.